Es la única iniciativa país que integra Gobierno, empresas e instituciones de formación para desarrollar nuevas capacidades en las personas, en sintonía con las demandas de la economía digital, generando más oportunidades para acceder a empleos de calidad. Inspirada en la experiencia NYC Tech Talent Pipeline, implementada con éxito en Nueva York, busca contribuir a que, en los próximos tres años, existan 16.000 personas capacitadas, con una meta de 70% de resultados positivos entendidos como: empleabilidad, autoempleo y continuidad de estudios.